Har­monic, Método desarrollado por Emma Marín.


Har­monic es una expe­ri­en­cia, sim­i­lar a un viaje donde la mente des­cansa en la obser­vación de la flu­idez, de su pro­pio movimiento, de su conex­ión con la música con secuen­cias flu­idas y cre­ati­vas.


La cre­ativi­dad es arte y el Har­monic es arte, arte yóguico. Cuando se habla de arte, uno tiene la posi­bil­i­dad de darle una forma que el otro puede inter­pre­tar.


Es una prác­tica que busca la espon­tanei­dad del cuerpo, la mente y las emo­ciones, cada movimiento se entre­laza de man­era orgánica, de man­era inteligente, pues si bien es flu­ida, no es fuerte, es amable. La res­piración se guía y se pro­fun­diza. Al final de la expe­ri­en­cia la sen­sación es de un estado de con­tem­plación med­i­ta­tiva. Har­monic es flu­idez, ele­gan­cia y poesía.